Casi sin darnos cuenta, la cultura plant based nos ha envuelto. Cuidar nuestro cuerpo y cuidar el planeta, son las principales motivaciones de compra. Millennials y Generación Z han sido educados en el respecto al medio ambiente y su conciencia y valores sociales encajan con los valores que promueve la cultura plant based. La restauración está haciendo una gran apuesta por este sector. Pero se están centrando en el desarrollo de alternativas veganas para comer, olvidando que nuestros consumidores también demandan plant-based para beber.

La «Green Revolución» hace que muchos tratemos de orientar nuestros hábitos de consumo hacia patrones respetuosos con el medio ambiente. Reducir la emisión de C02 y el consumo de agua. Consumir productos más naturales, sin aditivos químicos, y mantener una dieta sana y equilibrada.  Alimentos y bebidas plant-based que nos aporte los nutrientes, enzimas y aminoácidos que nos restan el estrés, la contaminación y el exceso de alimentos procesados.

 

Plant-based también para beber en hostelería

 

El sector de comidas plant-based está sufriendo una explosión de novedades e innovaciones que nos ofrecen menús y alternativas atractivas también al paladar. El elemento clave para que esta tendencia acabe de consolidarse y formar parte de nuestras elecciones cotidianas. Sin embargo, y a pesar de que representan un mayor volumen de mercado y una mayor penetración en el consumidor, la restauración no está prestando especial atención a las alternativas plant-based para beber. Se amplía la oferta en alternativas veganas, para comer, pero ¿y para beber?

Los consumidores aseveran que aún les resulta difícil encontrar establecimientos en hostelería dónde sea fácil y esté normalizado tomarse un café o un capuchino con leche de avena u otras alternativas de bebidas vegetales. Viajar siendo intolerante o alérgico a la lactosa, se convierte en una experiencia negativa cuando eres de los que no pueden renunciar a un buen café ¿Qué está frenando la distribución?

Quizá, uno de los motivos se encuentre en la estructura del sector. Mientras que la innovación en la elaboración de alimentos veganos ha venido de la mano de pequeñas start up -algunas de ellas, con el tiempo, han sido adquiridas por grandes grupos de alimentación-, más ágiles, dinámicas, flexibles e innovadoras, las alternativas plant-based para beber está mayoritariamente liderado por grandes multinacionales lácteas. Para estas multinacionales los niveles de rotación de las bebidas vegetales, en comparación a sus hermanas mayores lácteas, pueden resultar no suficientemente significativas.

Otra de las causas puede estar en la oferta. Las bebidas vegetales llevan tiempo entre nosotros y se orientan hacia un mercado que consume «por necesidad» (problemas de intolerancia o digestivos) o convicción (rechazo a productos de origen animal). La restauración necesita de productos asociados a compartir, disfrutar y sabor, que ofrezcan diversidad y se presenten en formatos adecuados para su consumo individual.

 

¿Qué significa ser Plant-Based?

 

Veganos, Vegetarianos, Flexitarianos o Plant Based, son términos similares en algunos aspectos, pero no idénticos. Los veganos rechazan cualquier consumo de origen animal, no sólo en lo relativo a su alimentación, sino también en relación a ropa y otros productos. La dieta vegetariana se refiere a una elección de consumo mayoritariamente de origen vegetal, junto con productos derivados de los animales, como lácteos, huevos o miel. No comen pescado, carne, aves o mariscos. Flexitarianos, se trata de personas que en su dieta dan preferencia a los productos vegetales como frutas, hortalizas o legumbres, pero consumen ocasionalmente carne y pescado. Plant Based se refiere a productos de origen vegetal que muchos influencers han puesto de moda, productos especialmente elegidos en respuesta a una mayor conciencia social y de respeto al medio-ambiente, buscando así reducir la emisión de C02 que genera la explotación del ganado para la producción de alimentos.

Son términos que se solapan, sin duda. Para nosotros, en una filosofía, una nueva forma de interactuar con el mundo que nos rodea. Respetando el planeta y también a nuestro cuerpo. Buscando alternativas para fabricar bebidas plant-based que nos permitan disfrutar sin generar un impacto negativo en nuestra salud o el medio-ambiente. Una filosofía que no renuncia al sabor, y que exige productos que nos cuiden, y nos gusten, que nos permitan disfrutar y compartir con responsabilidad.

Así invertimos mucho tiempo y esfuerzo en buscar procesos y fórmulas que ensalcen el sabor natural de los ingredientes. Es la búsqueda de equilibrio entre tecnología y naturaleza, o la investigación orientada a acompañar los procesos naturales de elaboración y conservación de nuestras bebidas vegetales, para preservar sus sabor y propiedades nutricionales.

 

Bebidas Plant-based Pensadas para ti

 

Xufatopía y La·Ve·Vida son resultado de este esfuerzo y esta forma de entender nuestro rol y responsabilidad como productores. Por eso nuestros productos saben naturalmente bien, en realidad, saben espectacularmente bien. y se presentan en cups take away que ofrecen una variedad amplia de sabores de bebidas de avena-café, avena-chocolate y horchata.